Buen clima laboral.

Por lo general no se puede elegir con quien trabajar, pero una cosa a tener en cuenta es que el clima que impera en el ámbito laboral, puede afectar nuestra vida personal.

Buen clima laboral

El clima reinante en el espacio y en el equipo de trabajo, impacta directamente en el rendimiento del grupo y de cada uno de sus miembros en particular.

Cuando un empleado va con gusto a su trabajo y su desempeño se produce en un clima de armonía y alegría, es muy probable que se garantice su permanencia en la empresa.

Es que un buen clima incide directamente en el logro de los objetivos generales y un mal clima afecta el ambiente de trabajo ocasionando situaciones de conflicto, malestar  y puede generar un  bajo rendimiento.

A veces aspectos simples de la vida cotidiana inciden directamente en la convivencia, otras son temas relacionados con la tarea, los que generan las discusiones.

Buen clima laboralEl cumplimiento de los horarios de entrada y salida, si no se adoptan medidas para adecuarlos de manera justa, suelen influir también en las relaciones.

La calidad del clima laboral, está íntimamente  relacionado con lo organizacional, por lo cual entendemos que son los directivos, quienes deben orientar y determinar las pautas, en relación con el comportamiento de los trabajadores, con la distribución de tareas y con los canales de comunicación que marcarán los modos de relacionarse.

Obviamente que las políticas de personal y recursos humanos son las que marcan el clima laboral y estas son incumbencia de los directivos, pero también el trabajador puede colaborar en el logro de un mejor ambiente laboral.

El hacer con responsabilidad su tarea es una acción fundamental y reconocer dicho trabajo es importante para contribuir. Todo aquel que ejecuta bien una acción y es reconocido, disfrutará volviéndola a hacer.

A veces las empresas cuentan con incentivos como premios en la remuneración o compensaciones mediante los cuales se premia el esfuerzo. Pero esto si no se realiza con absoluta justicia, suele ocasionar serios conflictos.

La igualdad en relación con otorgar las mismas oportunidades a todos los miembros de un grupo es fundamental si se desea dar el mismos trato a todos empleado de una empresa. El líder reconoce en su personal las condiciones de cada uno y sabe que no todas las personas reaccionan de igual manera ni tienen los mismos tiempos, variables con las que debe jugar evitando favoritismos.

Buen clima laboral
Los empleados deben percibir que sus directivos sustentan valores que tienden a lograr los objetivos de la organización y no sus metas personales. Las personas deben estar preparadas para realizar la tarea asignada y contar con el espacio físico en perfectas condiciones y las herramientas para ejecutarlas.

Es poco probable que todos los integrantes de una empresa se lleven completamente bien, por ello es muy importante que se promueva la tolerancia, el respeto y la armonía entre el personal.

Cambios simples pueden favorecer el clima laboral y tanto empleados como empleadores deben recordar que mantener un clima favorable lleva tiempo, pero tiene muchísimos beneficios. Los trabajadores aportan sus mejores competencias a la empresa y es mayor la productividad, se generan sólidos equipos de trabajo y la empresa puede cumplir sus metas y volcar sus resultados en mejoras salariales.

Expertos en Recursos Humanos coinciden al señalar, que los empleados motivados son los más buscados, ser optimistas es básico para encontrar esa motivación y es ese estado el que propicia la creatividad y mayor productividad

pie-autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*