Recordando los buenos modales…

buenos modales
buenos modales

 

Siempre destacamos los buenos modales , porque no son sólo importantes a la hora de sentarse a la mesa o entrar a un lugar y saludar respetuosamente, también cuando vamos a la entrevista laboral debemos cuidar los detalles y nuestros modales.

Es que a veces no somos totalmente conscientes de nuestros propios modales y hacemos cosas que se naturalizaron por su uso, pero que durante una entrevista suelen resultar inadecuadas. Por ejemplo hay quienes acostumbran a mascar chicle y es sumamente desagradable cuando un postulante mastica chicle al hablar , aún cuando no haga ruido. Es una regla obvia, pero fácil de olvidar cuando se presenta una situación de estrés, como lo es una entrevista laboral.

Por supuesto que otra de las cosas que no debemos olvidar es desconectar nuestro teléfono , ya que  no debemos atender llamadas durante la entrevista.buenos modales 6

Por eso ,además de llegar a horario a la cita, debemos considerar varios  aspectos. Hay que planificar minuciosamente cómo llegar al lugar establecido y conviene hacerlo por lo menos con unos minutos de anticipación, por si tenemos alguna necesidad previa o si vamos en auto, encontrar lugar para estacionar.

Es importante relajarnos antes de ingresar ; tener un tiempo para sentarnos tranquilamente e ir adaptándonos al contexto es sumamante recomendable.

Ser cordial, amable, demostrar interés y contar con la disposición para realizar las tareas inherentes al proceso de selección será más fácil si establecemos buena relación con el entrevistador, inicialmente.

entrevista
entrevista

Es aconsejable mantener el  contacto visual con nuestro interlocutor, para demostrar interés por la actividad y escuchar con atención . Los buenos modales, o comportarse de un modo socialmente aceptable y respetuoso, demuestran deferencia, cuidado y consideración por los demás. Debemos mantener el volumen de voz lo más bajo posible pero sin dificultar la conversación. La voz transmite algo más que el tono, refleja el carácter y la personalidad.No hablar sobre temas poco apropiados, ni interrumpir o anular a otra persona cuando se está  expresando.Es importante ser buen oyente y  hablar   cuando sea oportuno sin  jerga ,ni muletillas .

Tener buenos modales ayuda a tener mejores relaciones con la gente que conocemos y con aquellos a los que vamos a conocer. No sólo hay dominar la formalidad a la hora de comer, sino aprender las reglas básicas que incluyen ser cortés y por ejemplo ceder un lugar o sostener la puerta a los demás si alguien ingresa a un sitio al mismo tiempo

Los buenos modales expresan respeto por las personas con las que interactuamos.Ellos van unidos a la buena educación, y con buena educación, que no significa tener muchos conocimientos o haber asistido a los mejores colegios, podremos desempeñarnos mejor durante una entrevista.

Ser educado, tener buenos modales, es comportarse correctamente en cada una de las situaciones que nos encontremos en la vida, es tratar a las personas,con  respeto aunque no coincidamos con ellas en su forma de pensar.

Tener buenos modales no es sinónimo  de tener que conocer todas las reglas de etiqueta. Saber comportarse tiene que ver, con mostrar respeto y consideración por  los otros y ayudar a que todos puedan sentirse cómodos.

pie-autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*