¿ sabés que es el Mobbing?

mobbing
mobbing
El mobbing es la situación en la que una persona ejerce violencia psicológica extrema de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de obstruir la comunicación de la víctima o víctimas. De este modo se descalifica, se afecta la reputación y se perjudica su desempeño ; logrando   finalmente que esa persona o personas sean eliminadas de la institución. Esto suele estar motivado por celos o competencias en relación con la promoción a un cargo o con la llegada al ámbito laboral de un nuevo miembro.
El primer síntoma puede advertirse en las críticas exageradas y/o injustificadas sobre su aspecto físico, sus ideas o su modo de trabajar. A esto se agregan comentarios de descalificación que alteran la imagen pública del involucrado y lo afecta a partir de burlas o acciones que denigran su persona .Es así como el afectado se aisla y se obstaculiza la comunicación con el resto del equipo de trabajo.

Estas conductas abusivas, comportamientos, gestos y palabras que afectan a otro de manera que alteran su personalidad y dignidad como persona, constituyen un claro acoso o violencia psicológica.

Por lo general estas personas se encuentran aisladas, humilladas y amenazadas por el acosador y su grupo de seguidores y no son capaces de encontrar una solución a la situación.

El desconocimiento de esta problemática por gran parte de la sociedad y la ignorancia acerca de sus consecuencias, hacen que las víctimas, no sean atendidas por sus familiares y amigos , por considerar que exageran. Aun admitiendo la gravedad de la situación, la víctima y sus allegados no saben qué hacer ni a quién acudir.

Aunque el acoso en el trabajo es un fenómeno tan antiguo como el mismo trabajo, no se lo había identificado como un fenómeno que disminuye la productividad, promueve el ausentismo y produce el desgaste de todos los involucrados. A veces erróneamente, hay quienes se obligan a permanecer en un trabajo aceptando agresiones o situaciones desagradables.

¿Qué podemos hacer?

Debemos orientar a quien esté en esta situación y revisar nuestras creencias respecto al tema. Todos tenemos derecho a ser respetados desde nuestra diversidad y debemos tener claro que por ningún motivo se deben aceptar situaciones que dañen nuestra libertad y/o dignidad como personas.

La clave es fortalecerse para poder enfrentar esas situaciones en que, por alguna circunstancia alguien intenta afectar nuestra tranquilidad en el ámbito laboral con miras evitar nuestra permanencia en el trabajo.Ser firmes en nuestras posturas y aprender a expresar claramente que no estamos dispuestos a permitir ningún tipo de descalificación ni actitud agresiva, que altere el normal desenvolvimiento de la vida laboral.

Saber decir no, es el primer paso para poner límites a quienes intenten desestabilizarnos , estableciendo así los límites necesarios para asegurar una vida institucional más acorde con lo esperado Decir “no” a las actitudes agresivas , fuera de lugar y de   maltrato, es un derecho que nos asiste   y al que no debemos renunciar , bajo ninguna circunstancia.

 

Siendo firmes al transmitir nuestra postura ante dichas actitudes y manifestando desagrado antes ciertas expresiones, anticipamos límites a posteriores conductas agresivas.

comunicación
comunicación

Saber comunicar de manera positiva es una práctica que requiere de cierta rutina, por ello debemos practicarlo con frecuencia, para no permitir el avance de quienes pretendan perjudicarnos.

 

 

De esta forma podremos evitar momentos de tensión en el ámbito laboral, creados gratuitamente por aquellos que prefieren crear malestar para beneficio personal o para tratar de perjudicar a alguien.

Para   detener el maltrato laboral, se puede acordar con nuestros colegas más afines y/o amigos con el propósito de compartir criterios sobre la forma de actuar ante conductas tendientes a descalificar o perjudicar a alguien. Saber que contamos con apoyo tanto dentro como fuera del contexto laboral, nos permitirá sentirnos más seguros, lo cual facilitará resolver una situación de maltrato, con más eficacia y tranquilidad.

En caso de ver muy afectadas las relaciones laborales y que se transfiera a nuestra vida personal, conviene solicitar ayuda a un profesional a los efectos de fortalecer nuestra autoestima y trabajar posturas psicosociales.
pie-autor

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*